12/29/2007

títeres

Partamos de un asunto simple, muy simple.
Todo aquello por lo que apuestes
no será más que una imaginería.

y las lágrimas que corren ya mismo por las mejillas, también lo son.

Cualquier falso consuelo está negado.
Llenar el deconcierto con más desconcierto es pérdida de tiempo... pero esto es sólo tiempo, perderlo es una forma de usarlo.
No me queda el estúpido consuelo de confundir mi desconcierto con el de los sentidos.
Si no hay nada, si tan sólo es este flujo sin aparente destino, si pudiera por lo menos creer en algo asible, sólo sigo creyéndole a aquello que no tengo...

12/28/2007

De terror


Estos chicos me mostraron Obedece a la morsa... busqué y noté con gran desconcierto el juego, la fabricación denuvos mitos vacíos.
Necesito un mito, una leyenda, un juego nuevo y nadie y nadie y nadie parece poder dármelo... lo bajo del internet... sin emabargo, temblaron de desconcierto y temor con la mano del mono... somos humanos, no cambiamos...

12/20/2007

De revoluciones

Cuando lavo la pequeña pecera donde vive Camilo, el beta rojo que me regalaron el 15 de mayo, me doy cuenta que por más caos y burbujas y explosiones y locura, nada.
Resulta que la pecera incluía una basta colección de piedrecillas azules, las cuales albergan los restos de la comida y hacen el ambiente turbio y maloliente. Entonces hay que lavar esas piedrecitas, hay que limpiar el ambiente general y sí, con los golpes del agua se limpian. Sin embargo, por más presión que tenga el agua, por más fuerza, el peso de las piedras hacen que no salgan, se frotan, chocan, incluso algunas se han roto, pero no salen jamás de la pecera... bueno sí, todo esto ocurre en una posición específica de la pecera, ladeada como decía mi abuela, es decir con una leve inclinación (como se muestra en la foto). La única manera de que salgan las piedritas de ahí es moviendo la pecera, si se pone en forma recta el agua las hace salir incluso cuando tiene poca presión.
Me he querido mover durante mucho tiempo, quitarme estos sedimentos, pero no. Es simple, sólo hay que mover la pecera y dejar de hacer revoluciones.

12/19/2007

al roce de tu cacto
voy estellando miras
enloquecido
con la ausencia de tu ausencia.

12/16/2007

talismanes


Los santos de mi abuela, sus más preciados talismanes... Mi bisabuela buenamente, de mañana y de noche les cuidaba la vela, su lámpara decía, mientras cambiaba el aceite y la "mariposa"...

12/13/2007

aguas!


luchita es fiera

12/12/2007

12/10/2007

pirámide


Si vos esperás un poco se desenredará tu cabello
y
entre ríos
que van de tu cabeza al mar de tu pecho
nutrias y tucanes y aves juguetonas.
Descenderemos al gorfe mudo...

Debí decir aquella tarde, cuando el viento frío corría por las ropas húmedas y tu olor a tierra mojada inundaba mi anhelo:
- Tengo una historia.
(quizá no hubieras dicho, quizá sí)
- ¿cuál?
- la primera vez que te vi, sorprendido, confundido y temeroso tomé mi cámara y busqué un ángulo, una forma de tomarte, de asirte sin ser visto, una manera de llevar conmigo la forma de tu rostro y la serpenteante espuma de tu pelo cayendo como río hacia tu cuerpo.
y sí, seguro que vos no lo sabés, pero "cualquier río, no importa cuál sea su longitud, todos los ríos, todos y cada uno de los ríos, antes de llegar al mar hacen un recorrido exactamente tres veces más largo que el que harían si fueran en línea recta (...) es su propia naturaleza de ríos la que los obliga a ese vagabundeo contínuo, e incluso exacto..." (CITY, Baricco).
Quizá hubieras sonreído, quizá no. Quizá no hubieses tocado mi costilla con tu codo cuando trataba de confortar con mi brazo el temblor de tu cuerpo. Quizá simplemente, hubieras esperado una misiva como esta, con la evidencia de aquella tarde de verano, cuando ambos, de diversas formas hicimos lo mismo a risotadas, a juegos de neurovolutonas revoloteando entre lo que ahora es nada.
Ahora dando vueltas me divierto con mi risa boba a la espera de la siguiente curva, con la certidumbre de que todos los ríos llegan un día a la mar.

12/05/2007

hoy nomás

La cama me botó...
...busqué entonces entre las ideas hoy tendría que hacer y sonreí.
Nuevamente se abre el día en la completa calma.

Caminar entonces, a bajar la cuesta.
Tratar de asir el equilibrio.
Nada es para siempre.

***

Aquella mañana, la buela miró a su hija y pensó: "¿Qué diablos hace esa tipa aquí, frente a mí?". Su hija, sujetándole el brazo le invito a bajar a desayunar.

12/04/2007

volar...

Para volar no se necesitan alas.
Vuelas nomás así, como andando.
El asunto clave consiste, radica, en saber si REALmente quieres volar o, simplemente, haces como que quieres pero en realidad no.
Un ejemplo del vuelo sin alas es el lance de Máscara Sagrada sobre Coco Blanco, inesperado y lúcido...

12/02/2007

delgada tercera cuerda


Subir es amar.
Nada hay sino amor en cada poro cuando el ascenso es simple consecuencia.
El escritor de setencias duda:
Sacrificar nuestros más profundos anhelos por el Otro nos hace sublimes; sin emabargo, ceder nuestros más profundos anhelos a la manipulación y el deseo del otro nos lleva a la anulación...
La duda es una línea tan ténue.
¿Cuál es la profunda diferencia entre quien ama y se deja bapulear y quien se deja golpear por mencidiad de afecto bajo pretexto del amor..?
¿Dónde se pone el Yo respecto del Otro y, por ende, dónde la más profunda alegría en la calma?

12/01/2007

cuentos de familia


Esta casa la hizo Ángel para Pau, pero ahora también la usa Camila, quien ve a Jorge y le suelta de golpe un: "tú edes Lala".
Fue fabuloso escribir, contar, hacer un libro para Pau en su cumpleaños 5. El cuento trata de una niña que no se quiere ir a dormir, porque ve que no está la luna, luego se da cuenta que se la están robando, no sólo es Luna Nueva, sin que la están robando...
Entonces se da a la tarea de rescatarla, pero cuando lo intenta se da cuenta que su muñeca la suplanta y ella sí que se porta bien. Obvio todo fue un sueño y la pequeña regresa a casa en un final clásico de relato fantástico.
Vaya sunto divertido que fue hacerlo, casi tanto como conocer y querer a la gente amable que estuvo ese día en la fiesta.
La casita caligariana fue el escenario... creo que pocas veves puedo narrar con el alma al aire, con las costillas de fuerta y ayer noche, así fue.